Bougainville

Petite Sirah

Un forastero con raíces chilenas. En 1991 Santa Rita tuvo la intención de importar Syrah desde Estados Unidos, pero debido a la escasez de la cepa en ese minuto, optó por la poco conocida Petite Sirah. Ya en Chile, esta variedad se injerta en viejos parrones para respetar la cuarentena de una cepa nueva en Chile. Terminada la cuarentena, se replanta en variados valles y cuarteles de alta calidad siendo para sorpresa de todos, el viejo parrón originario el que daba los mejores resultados. Hoy nos enorgullecemos de que probablemente el mejor Petite Sirah de Sudamérica provenga de un parrón chileno.

Cosecha

2013
2012
2010

Detalles Técnicos

Variedades 95% Petit Syrah y 5% Syrah
pH: 3.41
Acidez Total: 3.77 g/l
Contenido Alcohólico: 14.3%
Azúcar Residual: 2.99 g/l

Opinión de los Expertos

“Con un estilo marcado y particular, muy original en Chile, el vino Bougainville Petite Sirah 2013 tiene intensos aromas que provienen de la escasa variedad Petite Sirah (Durif). Es bastante exótico, oscuro, concentrado y jugoso. Fermenta en acero inoxidable y es envejecido en algunas de las mejores barricas nuevas de roble francés que el dinero pueda comprar por 18 a 19 meses, sin embargo, no se siente con un exceso de madera. Está mezclado con un 5% de Syrah. El paladar es tan exótico, llamativo e impresionante como la nariz, y su cuerpo medio a completo, maduro pero fresco, moderno, limpio, agradable y muy bien elaborado. Se embotellaron 9,152 botellas en octubre de 2016. "

91 puntos

Luis Gutiérrez(Abril 2017 e-Robert Parker.com)

Reconocimientos

Wine Enthusiast

2018

90 puntos

AWOCA

2017

Commended

James Suckling

2017

92 puntos

Descorchados

2017

92 puntos

Robert Parker

2017

91 puntos

Comentario del enólogo

La cosecha 2013 de Bougainville tiene un 95% de Petite Sirah y un 5% de Syrah. Esta última variedad, con su redondez y dulzor, complementa la verticalidad de la primera llenando por completo el paladar. En la nariz es un vino que muestra gran elegancia, con vivos aromas de frutos negros en equilibrio con especias dulces, además de matices de tierra y humo mezclados con notas balsámicas propias del Maipo. En la boca, su amable dulzor inicial da paso a una jugosa acidez. En su largo final hay notas ahumadas, de chocolate y especias. Aún se siente muy joven, pero gracias a su gran estructura de taninos suaves y maduros y a su acidez, tiene por delante una larga vida para pulir sus encantadores toques rústicos.

Clima y suelo

El valle del Maipo presenta un clima mediterráneo subhúmedo, con precipitaciones que se producen principalmente en invierno y que en promedio alcanzan los 400 mm anuales. Los veranos son calurosos y secos, y presentan una fuerte oscilación térmica de más de 20°C entre el día y la noche producto de las corrientes de aire frío que desciende de los Andes.

Viñedo

El viñedo de Petite Sirah, de solo dos hectáreas, fue injertado sobre parras de 15 años conducidas en parrón y está plantado sobre un suelo franco. Una capa de arcilla que retiene la humedad y otra de piedras que facilita el drenaje, lo hacen poco dependiente del agua. Su densidad es de 400 plantas/ha. Las parras, de brotes duros y crecimiento vertical, forman un techo abierto y aireado, con buena iluminación. Normalmente se riegan una sola vez después de la pinta. Así detienen su crecimiento vegetativo y se concentran solo en conseguir la madurez de los racimos. La producción es de 7-8 ton/ha.

Vinificación

Se realizó de manera tradicional, en estanques de acero y con una maceración en frío antes de la fermentación. La primera etapa de la extracción se inició en el rango más alto de las temperaturas, las que fueron bajando hacia el final para rescatar la frutosidad de la variedad. Terminada la fermentación alcohólica, el vino tuvo una maceración postfermentativa y luego una guarda de 18 a 19 meses en barricas nuevas de roble francés, de tostado medio, provenientes de diferentes tonelerías (Dargaud, Sylvain y Taransaud) y orígenes (Nevers y Alliers). Antes de ser embotellado, el vino reposó dos meses en estanques de acero.

Maduración

El vino tuvo una maceración post-fermentativa y luego una guarda de 18 a 19 meses en barricas nuevas de roble francés, de tostado medio, provenientes de diferentes tonelerías (Dargaud, Sylvain y Taransaud) y orígenes (Nevers y Alliers). Antes de ser embotellado, el vino reposó dos meses en estanques de acero

Maridaje

Bougainville es ideal para acompañar carnes enjundiosas de cocción lenta, asados de cordero al palo y quesos.

Detalles Técnicos

Variedades 90% Petit Syrah y 10% Syrah
pH: 3,32
Acidez Total: 6,02 g/l
Contenido Alcohólico: 14,4%
Azúcar Residual: 2,69 g/l

Opinión de los Expertos

"Toda la madurez del estilo de Santa Rita, pero toda la fuerza y nitidez en acidez de la cepa. Este vino es para cordero."

92 puntos

(Diciembre 2015, Descorchados 2016 Chile)

Reconocimientos

Descorchados

2016

92 puntos

James Suckling

2016

91 puntos

Comentario del enólogo

La cosecha 2012 de Bougainville tiene un 90% de Petite Sirah y un 10% de Syrah. Esta última variedad, con su redondez y dulzor, complementa la verticalidad de la primera llenando por completo el paladar. En la nariz es un vino que muestra gran elegancia, con vivos aromas de frutos negros en equilibrio con especias dulces, además de matices de tierra y humo mezclados con notas balsámicas propias del Maipo. En la boca, su amable dulzor inicial da paso a una jugosa acidez. En su largo final hay notas ahumadas, de chocolate y especias. Aún se siente muy joven, pero gracias a su gran estructura de taninos suaves y maduros y a su acidez, tiene por delante una larga vida para pulir sus encantadores toques rústicos.

Vendimia

La temporada 2011-2012 estuvo marcada por bajas precipitaciones en invierno, una primavera seca y temperaturas promedio dentro de lo normal. Durante noviembre se presentó una onda de calor que probablemente estuvo relacionada con los problemas de corredura observados al término de la cuaja y que afectaron los rendimientos de algunas variedades en la zona. Sin embargo la producción la variedad Petite Sirah fue levemente superior a un año promedio.

Un verano predecible, con ondas de calor que hicieron que las temperaturas máximas de Febrero y Marzo estuvieran por sobre lo normal comenzando a descender hacia el mes de Abril. La Pinta fue en la fecha esperada y rápida. El año fue marcado por una mayor amplitud térmica por las altas temperaturas diurnas y temperaturas nocturnas levemente inferiores. La maduración de esta variedad se realizó en un tiempo normal.

Clima y suelo

El valle del Maipo presenta un clima mediterráneo subhúmedo, con precipitaciones que se producen principalmente en invierno y que en promedio alcanzan los 400 mm anuales. Los veranos son calurosos y secos, y presentan una fuerte oscilación térmica de más de 20°C entre el día y la noche producto de las corrientes de aire frío que desciende de los Andes.

Viñedo

El viñedo de Petite Sirah, de solo dos hectáreas, fue injertado sobre parras de 15 años conducidas en parrón y está plantado sobre un suelo franco. Una capa de arcilla que retiene la humedad y otra de piedras que facilita el drenaje, lo hacen poco dependiente del agua. Su densidad es de 400 plantas/ha. Las parras, de brotes duros y crecimiento vertical, forman un techo abierto y aireado, con buena iluminación. Normalmente se riegan una sola vez después de la pinta. Así detienen su crecimiento vegetativo y se concentran solo en conseguir la madurez de los racimos. La producción es de 7-8 ton/ha.

Vinificación

Se realizó de manera tradicional, en estanques de acero y con una maceración en frío antes de la fermentación. La primera etapa de la extracción se inició en el rango más alto de las temperaturas, las que fueron bajando hacia el final para rescatar la frutosidad de la variedad. Terminada la fermentación alcohólica, el vino tuvo una maceración postfermentativa y luego una guarda de 18 a 19 meses en barricas nuevas de roble francés, de tostado medio, provenientes de diferentes tonelerías (Dargaud, Sylvain y Taransaud) y orígenes (Nevers y Alliers). Antes de ser embotellado, el vino reposó dos meses en estanques de acero.

Maridaje

Bougainville es ideal para acompañar carnes enjundiosas de cocción lenta, asados de cordero al palo y quesos.


Detalles Técnicos

Variedades 85% Petit Syrah y 15% Syrah
pH: 3.35
Acidez Total: 3,9
Contenido Alcohólico: 14,6%
Azúcar Residual: 2,5

Opinión de los Expertos

"No todos los días puedo probar un Petite Sirah de chile o un Petite Sirah, de 80 dólares de cualquier parte, para el caso. El precio puede parecer un poco loco, pero es una botella de vino increíble. Mora, cereza negra, kirsch, menta, canela, nuez moscada, chocolate negro, terroso suave y un toque de roble vienen a través de aromas y perfiles de sabor, con un final largo que es bastante seco pero brillante en frutas y especias. Sólidamente estructurado y muy accesible, pero recompensará el envejecimiento. Si tienes el rasguño para poner esto en una cata a ciegas, voltearás más de unas cuantas cabezas. ¿Quién sabe?"

93 puntos

(Enero 2015, Wine Review On line USA)

Reconocimientos

Decanter World Wine Awards

2014

Medalla de Bronce

Vinous

2015

92 puntos

Wine Review

2015

93 puntos

Wine Enthusiast

2014

90 puntos

AWOCA

2015

Medalla de Oro

James Suckling

2014

92 puntos

International Wine Cellar

2014

92 puntos

Descorchados

2013

90 puntos

La Cav

2013

94 puntos

Robert Parker

2014

90 puntos

Anthony Gismondi

2013

91 puntos

Comentario del enólogo

La cosecha 2010 de Bougainville tiene un 85% de Petite Sirah y un 15% de Syrah. Esta última variedad, con su redondez y dulzor, complementa la verticalidad de la primera llenando por completo el paladar. En la nariz es un vino que muestra gran elegancia, con vivos aromas de frutos negros en equilibrio con especias dulces, además de matices de tierra y humo mezclados con notas balsámicas propias del Maipo. En la boca, su amable dulzor inicial da paso a una jugosa acidez. En su largo final hay notas ahumadas, de chocolate y especias. Aún se siente muy joven, pero gracias a su gran estructura de taninos suaves y maduros y a su acidez, tiene por delante una larga vida para pulir sus encantadores toques rústicos.

Vendimia

La temporada de 2010 estuvo marcada por una primavera de temperaturas diurnas frías, con heladas que afectaron las partes bajas de los viñedos de Alto Jahuel comprometiendo las yemas primarias. Sin embargo, las yemas secundarias y las no afectadas brotaron de manera uniforme, con un atraso de 10-15 días. La floración fue normal, con buena cuaja y sin correduras. El crecimiento se detuvo de manera anticipada y la pinta se manifestó algo tardía en relación a un año normal. La uva fue cosechada a fines de abril.

Clima y suelo

El valle del Maipo presenta un clima mediterráneo sub-húmedo, con precipitaciones que se producen principalmente en invierno y que en promedio alcanzan los 400 mm anuales. Los veranos son calurosos y secos, y presentan una fuerte oscilación térmica de más de 20°C entre el día y la noche producto de las corrientes de aire frío que desciende de los Andes.

Viñedo

El viñedo de Petite Sirah, de solo dos hectáreas, fue injertado sobre parras de 15 años conducidas en parrón y está plantado sobre un suelo franco. Una capa de arcilla que retiene la humedad y otra de piedras que facilita el drenaje, lo hacen poco dependiente del agua. Su densidad es de 400 plantas/ha. Las parras, de brotes duros y crecimiento vertical, forman un techo abierto y aireado, con buena iluminación. Normalmente se riegan una sola vez después de la pinta. Así detienen su crecimiento vegetativo y se concentran solo en conseguir la madurez de los racimos. La producción es de 7-8 ton/ha.

Vinificación

Se realizó de manera tradicional, en estanques de acero y con una maceración en frío antes de la fermentación. La primera etapa de la extracción se inició en el rango más alto de las temperaturas, las que fueron bajando hacia el final para rescatar la frutosidad de la variedad. Terminada la fermentación alcohólica, el vino tuvo una maceración postfermentativa y luego una guarda de 18 a 19 meses en barricas nuevas de roble francés, de tostado medio, provenientes de diferentes tonelerías (Dargaud, Sylvain y Taransaud) y orígenes (Nevers y Alliers). Antes de ser embotellado, el vino reposó dos meses en estanques de acero.

Maridaje

Bougainville es ideal para acompañar carnes enjundiosas de cocción lenta, asados de cordero al palo y quesos.

Terroir
Valle

Maipo

Variedades

Cabernet Sauvignon, Merlot, Cabernet Franc, Petite Sirah, entre otras variedades tintas.

Clima

Su clima mediterráneo semi- árido produce inviernos fríos con lluvias moderadas, veranos cálidos y secos. La oscilación térmica puede superar los 20ºC (68 º F), con temperatura promedio anual de 13,9ºC (57ºF). Las lluvias promedio van entre los 300 y 450 mm/año.

Temperatura Promedio Anual

13,9 ºC (57 ºF).

Precipitaciones Promedio Anual

400 mm.z

Suelo y Superficie

El valle tiene suelos aluviales y coluviales, pedregosos que permiten un buen drenaje.

x